No me catalogues como rara
solo soy diferente a las demás

martes, 10 de marzo de 2009

VIDA

He encontrado la razón más poderosa de reír, de llorar por nuestras cosas, de seguir soñando y levantar la mirada en alto; la verdadera razón es la vida.

Sé,  que entre la soledad nos buscamos el uno al otro,  porque en la soledad duele mucho estar así,  sin tener a nadie quien te quiera,  que nadie te hable o te busque por alguna razón o motivo, duele mucho la soledad al saber que estás rodeado de muchas personas y que nadie te comprende, te entiende, te regale una sonrisa, de que alguien se preocupe por ti,  eso es lo que más duele.

Hoy siento que no tienes  ánimos de seguir adelante, siento que la vitalidad que había en ti se ha ido, que no  tienes una y mil razones   para  seguir adelante, en realidad,   sé lo que te pasa.

A veces me nace la necesidad de estar totalmente sola,  estar en un lugar muy alejado de las personas,  en donde el ruido de la ciudad no perturbe mis oídos,  un lugar donde pueda meditar lo que realmente estoy buscando en esta vida,  lo esencial de mi existir.

Sinceramente no sé si valdrá la pena o no vivir,  lo único que sé,  es llegar al final del camino sabiendo que las personas que amo se lo han  pasado bien en mi compañía y que cuando llegue al final de mi camino sabré que disfruté y que tal vez dejé un recuerdo en algún corazón,  que es finalmente lo que cuenta en esta vida.

Por eso es tan importante seguir hacia delante, mirar hacia el futuro, y no cerrar los ojos ante la vida, no decaer, no flojear, no entorpecer el camino con lamentaciones.

1 comentario:

Zamora dijo...

LA VIDA ES UN PROCESO. ES VERDAD QUE NO HAY QUE MIRAR HACIA DELANTE HAY QUE VIVIR EL AHORA EL INSTANTE , ESE ES EL SITIO DE LO REAL DE LO SENCILLO.
UN BESO
NAMSTE