No me catalogues como rara
solo soy diferente a las demás

viernes, 27 de noviembre de 2009

LA MALA EDUCACIÓN


QUE NO ES LO MISMO QUE FALTA DE CIVISMO

¿A dónde hemos llegado?

¿Qué nos ha pasado?

Nuestra educación se nos quedo obsoleta en algún rincón de la vida, en algún lugar donde no quiere ser encontrada, convirtiéndonos en hipócritas, déspotas, carentes de humildad, exigentes, autoritarios y amenazantes, donde la palabra GRACIAS ha dejado de existir.

En seres egoístas, donde el insulto gratuito se convierte en algo habitual de nuestra cotidiana vida, pisoteando, maltratando e incluso mintiendo sobre otros con el fin de sentirnos mejor con nuestra depravada vida.

No nos damos cuenta que solo tenemos una oportunidad de ser honestos con nosotros y con el resto, de demostrar que el sentido de la vida es algo más que pasar por ella sin pena ni gloria.

Hoy día la mala educación convive entre nosotros como algo habitual y lo peor que nos da lo mismo, lo tomamos como algo normal, y no es así, por lo menos para mi.

¿En que nos hemos convertido?

En seres planos, sin sentimientos, nos importa poco lo que le pase al vecino, en cambio tenemos la osadía de criticar todo aquello que no se ajusta a la “mala educación conocida por nosotros y que equivocadamente seguimos alabando.

Hago un pensamiento para que empecemos de una vez a respetarnos, no basta decir “yo respeto” cuando todos sabemos que unos simples buenos días dichos por alguien no han tenido respuesta, o pedimos cosas con exigencias y amenazas.

La vida es muy sencilla compuesta por cosas sencillas, ¿Por qué la complicamos?.


3 comentarios:

Jordi dijo...

Es tan sencillo demostrar el respeto y cariño hacia el prójimo, que nos averguenza a veces pedir las cosas por favor, dar las gracias, o reconocer un buen acto.
Estoy contigo Alicia, no es tan difícil contestar un Buenos Días.

andres dijo...

Porque el ser humano no entiende de respeto si no es con autoridad, no entiende de humanidad si no es con exigencias, no entiende de humildad si no es con superioridades.

Me ha encantado.

bella bestia dijo...

De mal educados hay muchos, de educados mal otro tanto, hace unos años saludabas a la gente, te sentabas en el bus y decías un buenos días con la correspondiente repuesta,hoy día si te atreves a decir buenos días te miran como si te fuera a ir la vida en ello, no digamos un gracias o un por favor eso ya ni existe en el vocabulario.

Me ha echo pensar este escrito en que de nuevo volveré a decir buenos días y un gracias sin importarme el que dirán los mediocres que aún siguen cerrando la boca dejando que la mala educación florezca.