No me catalogues como rara
solo soy diferente a las demás

sábado, 3 de julio de 2010

MI LUZ

Desde el momento en que nació, me hizo dar de mi una ternura, una capacidad de protección y un coraje que yo tenía sin saberlo.
Yo quería cambiar el mundo de la noche a la mañana, convertirlo en un lugar mejor, más seguro y más fácil para ella.
Sentada frente al ordenador pensando en “MI LUZ” en escribir lo que siento por ella, me viene un amor abrumador, desbordante, un amor sin condiciones.

Te ame desde el primer instante que supe que estaba embarazada”.

Una niña muy deseada por mí, sabía que era niña incluso antes de saberlo científicamente, supongo que esas cosas las madres las sabemos, lo intuimos, a mi me ocurrió, tenía la certeza que era niña y así fue.
Cuando vi su carita por primera vez dio sentido a mi vida, mis miedos me abandonaron para dar paso a la aventura y el descubrimiento que me suponía ser madre, una aventura que estaba y estoy dispuesta a seguir avanzando por el camino no escrito, y descubriendo cosas de mi y de mi luz, cosas maravillosas que te hacen ser especial, única, una heroína de cuento, y un ogro a veces con cara de payaso.

Tenía muchos planes de futuro, planes que ahora no tienen la más mínima importancia porque mi luz es lo más importante que tengo.


Sin ti moriría de pena, de amor.


Los hijos nos enseñan el valor de lo más importante que tenemos LA VIDA, descubrí el valor de invertir en vidas, en algo que tiene importancia para toda la eternidad. INVERTIR EN TI.

TE QUIERO MI LUZ…

6 comentarios:

Jordi dijo...

eso de ogro con cara de payaso me lo creo... es precioso, me alegra leer este escrito, la luz... tu luz.

besos alicia.

Wilson Pacheco dijo...

Pero mamita, que lus tan linda que tenes. Ahora entiendo tu escrito de VEO con esta lus tan gande cualquiera beria el camino.

por sierto, has bisto en la tele a mi primo? lleva un sombrero tipico mexicano y esta biendo el partido en yojanesburgo.

rosi dijo...

PRECIOSO, realmente emotivo, yo tambien soy madre y por supuesto que pienso como tu, me repito PRECIOSO.

Wilson perdona pero tus palabras escuecen los ojos, lo digo por esas peasos faltas de ortografia.

torrevientos dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo: no hay nada más grande que los hijos, ni nada por lo que se pueda sufrir más.

alicia alvarez dijo...

Gracias a todos, los hijos es lo más grande que tenemos y el amor que sentimos incondicional por encima de todo y todos.

andres dijo...

jooooo que bonitoooooooooooo