No me catalogues como rara
solo soy diferente a las demás

jueves, 6 de enero de 2011

OJOS TRISTES


Así me llamaron el otro día compañeros de armas.

Mi rostro antes iluminado y feliz, es ahora triste por el presente que estoy viviendo.

Mis ojos vivos y brillantes han pasado a ser tristes y opacos, vacios a través de una mirada que representa la desesperación que mi alma sufre.

Mi corazón dañado lucha por sanar, mi alma vaga sin rumbo por el sendero espinoso que el destino ha colocado en mi camino.

Tal vez…..¿Una prueba más?

Tal vez…..¿Para encontrar la felicidad tan difícil de hallar?

No lo sé….

No busco respuestas, tan solo busco tranquilidad, me busco a mi misma dentro del laberinto de la vida.


Una vez, alguien me dijo; Que yo era la emperatriz de la luz, aquella que todos buscan a su lado, aquella que todos necesitan en su vida, para obtener la tan ansiada y deseada felicidad.

Tal vez… La persona que me necesite aún no haya encontrado el camino al sendero de mi destino, para rescatarme de las espinas y ponerme a salvo con su amor.

O tal vez… Esa persona no desee o no quiera ayudarme, y tenga que caminar sola hasta lograr por mis propios medios arrancar con mis manos las espinas al destino.


La verdad, que no me preocupa lo más mínimo, si mi salvador llega o no al sendero.

Caminar sola, se que por ahora es mi cometido , y mi luz me guiara y me iluminara hasta lograr que esas espinas no dañen más mi alma.

Alicia álvarez

3 comentarios:

rosi dijo...

Precioso, describir así tus sentimientos es algo que solo tu amoga puedes llegar a hacer.
Carta llena de tristeza y esperanza.
Me encanta.

torrevientos dijo...

Nos parece a veces que estamos solos, pero mi a tu alrededor, y verás un montón de gente que se interesa por ti, y que te abraza, aunque no sea con los brazos.

GudèLu dijo...

Tristemente así andamos muchos por la vida... multitudinariamente solos... hipócritamente acompañados.

A tus PIES